//Saltador de los antes

Saltador de los antes

21,40

Agotado

Con este saltador volverás a salir a la calle a divertirte, a cantar, a saltar…

Nuestro saltador esta fabricado con los materiales y el aspecto que tenía antaño.  Se  compone de dos mangos torneados en madera  y una cuerda de cáñamo en cuyos extremos tiene un trenzado especial realizado a mano. Además se acompaña de una bolsa de algodón para guardarlo que contiene algunas de aquellas inolvidables canciones que acompañaban al juego de la comba.

Agotado

SKU: 1905-REF-SALTADOR-ARTESANO Categoría:

Descripción del producto

El saltador es uno de los juegos más conocidos dentro del mundo del mundo infantil. A saltar a la comba pueden jugar una, dos, tres o más personas. Si juegas solo, saltas todo el rato. Si juegas dos, uno debe estar atento para entrar a saltar siguiendo el ritmo del que ya está saltando. Si juegas tres o más, tendrás que colocarte en fila y entrar a saltar cuando te corresponda o si tienes menos suerte te tocará “dar” mientras esperas ansioso el fallo de alguno de los otros jugadores que te relevará del puesto. En cualquier caso, en  este juego tradicional infantil hay que saltar, entrar y  salir sin tropezarse con la cuerda que está en movimiento.

En otros tiempos, cuando se jugaba mucho más en la calle,  era habitual ver a todas las niñas con su saltador moviendo la cuerda al son de alguna canción. De hecho, las canciones eran indispensables para este juego infantil pues ellas eran las encargadas de marcar el ritmo, las entradas, salidas y acciones a realizar.
Estas canciones han quedado tan grabadas en la memoria de nuestros mayores que todavía son capaces de cantarlas sin titubear después de varias décadas mientras esbozan una sonrisa de nostalgia que las transporta directamente a aquellos días de su infancia.

En nuestro taller hemos querido devolverles también aquel juguete  que tantos momentos de diversión les ha regalado tal y como lo conocieron. Por eso hemos creado nuestro saltador con los materiales y el aspecto que tenía antaño.  Se  compone de dos mangos torneados en madera  y una cuerda de cáñamo en cuyos extremos tiene un trenzado especial realizado a mano. Además se acompaña de una bolsa de algodón para guardarlo que contiene algunas de aquellas inolvidables canciones. Un precioso juguete para que los mayores puedan recordar y para que los pequeños se diviertan como lo hicieron sus mayores.

Información adicional

Peso 0.27 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.