El Aro

18,5022,00

4 disponibles

El aro es un juego de habilidad tradicionalmente practicado por niños .
El conjunto está formado por un aro y una varilla o guía para conducirlo. El aro esta preparado para un número de carreras infinitas ya que lo fabricamos en metal con un baño de cinc para evitar que se deteriore . Se presenta en dos tamaños : el pequeño con un diámetro de 33 cm y el grande con un diámetro de 45. Pueden utilizarse ambos indistintamente. Aunque pueda parecer lo contrario, el tamaño es más cuestión de gusto que de altura de la persona que juega. La guía para poder conducirlo es una varilla metálica terminada en una empuñadura de madera que facilita su agarre y manejo . En nuestro catálogo disponemos de guías para personas zurdas o diestras para que todo el mundo pueda conducirlo sin problemas. ¿Estás preparado para unas carreras?

Clear selection
SKU: N/A Categoría:

Descripción del producto

El aro es un juego tradicional infantil que ayuda a los niños a desarrollar la coordinación entre equilibrio, habilidad y movimiento. Puede ser practicado de forma individual o con varios jugadores a la vez. Consiste básicamente en hacer rodar un aro con ayuda de una guía.

El aro se practica preferentemente al aire libre en dos modalidades diferentes. Por un lado divertidas carreras para lo que se marcará una línea de salida y otra de llegada. Por otra, carreras de obstáculos donde podemos introducir algunas dificultades como curvas, obstáculos, pasar por zonas estrechas… Ambas son muy divertidas y puedes practicarlas solo o compitiendo con algún amigo!

El  juego del aro de nuestro catálogo consta de un aro de metal cincado y una “guía” o varilla metálica con mango de madera que sirve para conducirlo.

Es un juego muy querido entre quienes lo han practicado que vuelven a correr con el sin olvidar como manejarlo.
Gracias a juegos infantiles como el aro podemos trasmitir a las nuevas generaciones las características tan positivas que tienen los juegos tradicionales .

Así, los más pequeños pueden descubrir que nuestros abuelos eran unos auténticos maestros del reciclaje. Hace algunas décadas los niños no podían comprarse sus propios  juguetes y se  los fabricaran ellos mismos reutilizando  objetos de su entorno que ya resultaban inservibles. Este es el ejemplo del juego del aro que antaño se construía con los aros que sujetan las maderas en un tonel de vino o con el aro metálico de los bordes del cubo de fregar.

El aro es además una buena herramienta para recuperar el que ha sido el espacio de juego infantil: la calle. En estos tiempos de sedentarismo en que nuestros niños están acostumbrados a jugar a través de una pantalla este juego tradicional es sin duda una buena excusa para que salgan a la calle a divertirse mientras hacen algo de ejercicio.

Información adicional

Tamaño

Grande, Mediano

Mano

Diestro, Zurdo

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.